EMPRESAS RESPONSABLES EN COLOMBIA – RSC

Si la Responsabilidad Social Corporativa es o no una moda, será el tiempo quien lo diga

Publicado por Choconta en junio 20, 2007

felipehunt.gif

Reproducimos un aparte de la entrevista realizada por Darío Fernández  a Felipe hunt, miembro de la OIT.

La Responsabilidad Social se descompone en diferentes factores, siendo uno de ellos la Responsabilidad Social interna. Desde la Organización Internacional del Trabajo, ¿se considera que es una moda de componente estético o una progresión firme de un nuevo paradigma empresarial con futuro?

Si la Responsabilidad Social Corporativa es o no una moda, será el tiempo el encargado de decirlo. Probablemente, dentro de unos años, existirá una idea de Responsabilidad Social Empresarial con raíces, que se habrá potenciado durante un tiempo. Es evidente que la percepción de la Responsabilidad Social Corporativa depende del punto de vista de los diferentes agentes implicados. Desde nuestro prisma, todo lo que sea la defensa del fomento del empleo y de su creación, es absolutamente positivo. Se está viendo que la Responsabilidad Social está ayudando a que haya una mejor práctica empresarial, a que se respeten los derechos fundamentales del trabajo y de las personas.

¿Cómo valora el papel que organizaciones como Naciones Unidas o el Banco Mundial están llevando a cabo en la esfera internacional? ¿Cree que se están dando pasos en firme o simplemente proponiendo iniciativas que quedan en buenas intenciones?

Desde nuestro punto de vista, tanto en España como a nivel internacional, se están siguiendo las mismas tendencias; es decir, estamos frente a un fenómeno que está surgiendo en estos momentos y cuyos parámetros se están definiendo. Se pueden encontrar múltiples definiciones de Responsabilidad Social Corporativa, donde la percepción es distinta. Las empresas opinan en muchos casos que la Responsabilidad Social es la creación de empleo y de riquezas, mientras que hay otros que opinan que hay que avanzar un poco más allá. En el campo internacional ocurre lo mismo, hay que definir los aspectos. En el caso de la OIT son parámetros tripartitos, donde intervienen el Gobierno, los sindicatos y los empresarios. Iremos viendo si efectivamente estamos ante un fenómeno pasajero o ante un hecho que ya se ha asentado en nuestro campo de actividad normal.

Dentro de estos parámetros que se están definiendo, ¿cuál considera que es la principal barrera para llegar a lo que sería una clarificación conceptual total, si es que es posible dado los diferentes aspectos que integran la Responsabilidad Social Corporativa?

Ese es quizá el quid de la cuestión, ¿se puede llegar a una idea unívoca sobre lo que es la Responsabilidad Social? Pues por ahora, sinceramente, no sé si se puede hablar de una concepción o si hay una institución perfectamente reconocida por todas las partes.

En cuanto a las barreras, no veo ninguna, ya que estamos en un momento de definición. Si decimos que existen, quiere decir que ya se tiene una idea de lo que es la Responsabilidad Social Corporativa, si efectivamente no es una moda pasajera, o si dentro de un tiempo nos encontramos con que se trata de un concepto totalmente en desuso.

En España, el Foro de Expertos ha elaborado una definición que sería, para muchos, preliminar y para otros, el final de un camino. Aparte de ese Foro, ¿cómo valora la iniciativa o la falta de iniciativa de la Administración en cuanto al impulso de la Responsabilidad Social Empresarial?

Desde la OIT, vemos la Responsabilidad Social Corporativa desde una óptica tripartita, la más perfecta desde nuestro punto de vista. Todo lo que sea consenso entre organizaciones sindicales, empresariales y Administración nos parece que es el camino adecuado y así se está haciendo.

Desde varios sindicatos se elabora la nueva reforma laboral del Gobierno como un concepto que puede repercutir en la Responsabilidad Social Empresarial de forma muy importante. ¿Cree que una nueva reforma convergería o desplazaría la Responsabilidad Social Empresarial?

Tengo mis dudas. La reforma laboral va por un lado y la Responsabilidad Social Empresarial por otro. Son conceptos distintos que evidentemente tienen su conexión. Lo que la OIT defiende es que siempre una persona que quiera trabajar debe tener la posibilidad de tener un empleo decente, que sus derechos estén reconocidos, que se le pague suficientemente y que los contratos sean lo más indefinidos posible. Lógicamente, se han escuchado una serie de voces sobre los distintos aspectos de la responsabilidad, pero es pronto para decir si la reforma laboral va a potenciar este aspecto. Hasta que no se aplique la reforma y no se vean sus efectos, es precipitado llegar a una conclusión.

En referencia al trato que recibe el trabajador en un mercado laboral cada vez más competitivo y complejo, ¿cuáles son los cambios a nivel conceptual más importantes que han impactado en los Recursos Humanos en este inicio del siglo XXI?

Uno de los parámetros más importantes que nos hemos encontrado en la esfera internacional es la aparición del concepto de trabajo decente, desarrollado por la OIT y que está recogido en el Comité Económico Social de las Naciones Unidas. Un trabajo decente es áquel en el que se respetan los derechos fundamentales, donde se cuenta con posibilidades de sacar adelante a la familia, donde existen posibilidades de realizarse como persona. Ese es uno de los cambios más importantes. Este concepto va calando cada vez más y repercute en varios aspectos; no hay mejor forma de salir del subdesarrollo que contar con trabajo decente que afecta a parámetros sociales y económicos. Es una de las grandes revoluciones que vamos a vivir en los próximos años.

Según un informe de la OIT, durante los últimos cuatro años se ha experimentado un descenso en el número de niños trabajadores a nivel mundial y señala una cifra de 218 millones de niños que se encuentran en esas condiciones. ¿Qué instrumentos existen para que esta lacra desaparezca?

El estudio de seguimiento que ha hecho UNICEF de la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo es un análisi que, por primera vez, pone de manifiesto la realidad. La OIT tiene el mayor programa de lucha contra el trabajo infantil y, a través de 1.000 proyectos en 90 países en los que estamos trabajando, vemos que pueden reducirse esas cifras. De hecho, el trabajo infantil ha pasado de ser de más de un 16% a un 5% en Latinoamérica, gracias a las entidades que se han puesto en marcha en México y Brasil, países que cuentan con mayor número de trabajo infantil en el continente. Estos programas han dado buenos resultados y son fruto del compromiso de estos países con las grandes instituciones internacionales y la OIT para erradicar el trabajo infantil.

¿Cómo valora la situación de los inmigrantes cuando llegan a nuestro país? ¿Cuáles son los principales problemas de integración laboral que se encuentran?

El tema de la inmigración es un tema que no sólo concierne a España. Quizás ahora los medios de comunicación muestran repetidamente imágenes de la inmigración que se está produciendo en estos momentos, pero éste es un tema que afecta a muchos otros lugares. La OIT, lógicamente, piensa que si la inmigración ha de producirse, debe ser mediante una situación regulada, con un trabajo decente que integre a estas personas.

En el caso de la mujer en el mundo desarrollado del siglo XXI, ¿cómo valora su situación respecto a políticas de equiparación con el hombre?

Se han dado grandes pasos hacia la integración de la mujer en condiciones de absoluta igualdad, aunque todavía quedan muchas cosas por hacer en muchas partes del mundo, especialmente en los países en vías de desarrollo. En España se están dando pasos relevantes pero también resta mucho trabajo pendiente.

Y en el caso de los discapacitados, ahora que desde las Naciones Unidas se están contemplando iniciativas a su favor para la integración social y laboral…

En España también se está llevando a cabo numerosas actividades para su protección e integración. Efectivamente, desde las Naciones Unidas se están implementando una serie de iniciativas y la OIT también se ha dotado de instrumentos para esta normalización. Todo esto va a dar, sin duda alguna, sus frutos en un corto plazo de tiempo.

Muchos opinan que los sindicatos, en gran parte escépticos con la Responsabilidad Social Empresarial, deben reformular la naturaleza de sus demandas tradicionales. ¿Defiende una renovación del prisma de los sindicatos?

Los sindicatos tienen un papel muy importante que jugar, ya que tienen encomendada la defensa de los derechos fundamentales en el trabajo. Decir que sólo se preocupan de reclamar un aumento de los salarios es no ver la televisión. Han jugado un papel muy importante en la reforma laboral, en el diálogo social, en la lucha por la precariedad del empleo o la negociación de contratos. Hay que ver las reformas que se han realizado para ver los amplísimos temas que les preocupan y por los que luchan. Y ocurre lo mismo con las organizaciones empresariales y los diferentes gobiernos. Para nosotros, el diálogo social en España es un paradigma, uno de los sistemas de diálogo más perfectos en el mundo y extremadamente importantes para las relaciones laborales de futuro.

¿Qué papel les corresponde a los trabajadores en materia de Responsabilidad Social Empresarial? ¿Cree que están plenamente concienciados con este nuevo paradigma?

Supongo que habrán opiniones diferentes en los distintos colectivos. Los habrán que trabajen en empresas que están vinculadas a la Responsabilidad Social Empresarial y los habrá que no. La aproximación puede ser completamente distinta. La OIT recibe las demandas tripartitas, y los consensos que se alcanzan se basan en la voluntad que tiene las distintas partes.

En función de las demandas que perciben, y teniendo en cuenta este carácter tripartito, ¿qué retos de futuro plantea la OIT en España y a nivel internacional en relación con la Responsabilidad Social Empresarial según las demandas que están surgiendo?

Nosotros nos encargamos, tanto en España como a nivel internacional, de defender los derechos fundamentales del trabajo y todo lo que implica: la promoción del empleo, la protección social, el diálogo… Ésta es nuestra función y también nuestra meta. Si la Responsabilidad Social Empresarial es un instrumento que va a favor de la consecución de estos objetivos, desde la OIT naturalmente la apoyaremos. Si éste no es el caso, no se darán esas condiciones.

About these ads

2 comentarios hacia “Si la Responsabilidad Social Corporativa es o no una moda, será el tiempo quien lo diga”

  1. Estimados (as):

    Me impresiona la posición suspicaz de la OIT en esta materia.
    - “Si la Responsabilidad Social Corporativa es o no una moda, será el tiempo el encargado de decirlo”
    - “Iremos viendo si efectivamente estamos ante un fenómeno pasajero o ante un hecho que ya se ha asentado en nuestro campo de actividad normal”.
    - “si efectivamente no es una moda pasajera, o si dentro de un tiempo nos encontramos con que se trata de un concepto totalmente en desuso”.

    A mi juicio, y creo no estar en error, la Responsabilidad Social Corporativa -me refiero a SER socialmente responsable, no PARECERLO- está en directo beneficio de los y las trabajadoras.

    No veo fundamento alguno para desconfianzas. Diferente hubiese sido que Felipe Hunt, hablase de la manipulación de la RSE, el “limpiado de imagen”, que no es propiamente RSE.

    ¿Cuál es el rol de los trabajadores?
    La vaga respuesta del representante de ILO, hace merecer también un comentario. Los trabajadores y trabajadoras cumplen un rol esencial en la RSE, esencialmente dual, son juez y parte. Me refiero a que por un lado que son ellos los receptores de las políticas de RSE, por lo que tienen un deber de “recibir”, “acoger”, incluso “incentivar” tales medidas. No olvidemos que son Stakeholders, y en la esencia de la RSE encontramos el diálogo, la comunicación y el compromiso de los grupos de interés, por lo que su participación activa es central. Por otro lado también pueden (y al igual que para la corporación, es voluntario) ser socialmente responsables dentro de su desarrollo profesional y personal, en esta dualidad bien se enmarca el voluntariado corporativo.

    Espero no haber sido muy extensa, y haber hecho algún aporte al debate.

    Invito a visitar el portal RSC-Chile
    Saludos Cordiales
    Camila Alvear

  2. Aunque existe concenso en colombia de los beneficios que reporta la RSE tanto a la empresa como a sus grupos de interes es preocupante que no exista un compromiso con el tema, la RSE es mas vista como una cuestión de imagen, segun se observa en el estudio de linea base en Colombia realizado por el CCRE y la Firma Napoleon Franco. Esta falta de compromiso podria conllevar a que no se asuma de la manera adecuada y que por tanto ocurra lo que ha pasado con temas que fueron solo moda y algunos que aun bajo cetificaciones siguen siendo cuestión de imagen. Por el momento creo que debe haber amplia difusión de lo que es y no es ser socialmente responsable si se quiere realmente generar impacto y desarrollo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: